La cantante, de 71 años, anuncia el estreno de su musical en Broadway el año próximo y se deja ver más que nunca.

Cher vive uno de los momentos más activos de su carrera. A los 71 años actúa cada noche en Las Vegas, graba canciones, canta en entregas de premios, prepara un musical sobre su vida, tuitea a cualquier hora del día y de la noche, y le sobra tiempo para hacerse una foto en el estreno de una película con Kim Kardashian. Instantánea en la que, a pesar de duplicar la edad, Cher parece su hermana mayor, como titulaba el diario británico Daily Mail.

La diva californiana aseguró que 2017 sería un año lleno de proyectos. Uno de ellos, el musical sobre su vida, ya tiene fecha de estreno. Será en Broadway en 2018. El pasado martes, la cantante acudió a la primera lectura de la obra y no ha podido ocultar el entusiasmo que le produjo. “Acabo de salir del musical. He llorado y reído. Estaba preparada para que no me gustara”, admitía anoche con naturalidad en su cuenta de Twitter, donde tiene 3,3 millones de seguidores.

Tras el amargo fin de semana en el que despidió Gregg Allman, su exmarido y padre de su hijo Elijah Blue, fallecido a los 69 en su casa de Savannah (Georgia), la diva viajó a Nueva York para escuchar la primera versión del texto que acompañará a sus canciones. “El público aplaudió después de cada canción y se puso de pie”, continuaba el mensaje en la red social. Jeffrey Seller ha sido el encargado de poner en marcha este proyecto que empezó a materializarse hace casi dos años. Sellers va a la búsqueda de un nuevo éxito tras la abrumadora acogida de Hamilton, el último gran fenómeno teatral en la capital de los musicales. Y tiene todas las expectativas puestas en el biopic de la diva. En su periplo ha reclutado al libretista Rick Elice, que ya experimentó con el género biográfico en Jersey Boys, y al director Jason Moore, responsable de Avenue Q y Shrek