La actriz y productora Christian Bach murió a los 59 años de edad, confirmó la familia de la que fuera esposa del también actor Humberto Zurita.

Bach, quien triunfaba en México en exitosas telenovelas, murió a los 59 años, según informó su familia en un comunicado de prensa. Esposa del actor mexicano Humberto Zurita, Bach fue la villana en importantes ficciones como La patrona y La impostora.

Bach, quien era madre de Sebastián y Emiliano Zurita, murió el último 26 de febrero debido a un paro respiratorio, tras cuatro años de estar alejada de los medios por un problema de salud. A través del comunicado difundido por su familia se pidió que se respete el dolor y el bajo perfil que la actriz había cultivado durante su carrera: “Siempre fue su voluntad [de Bach] guardar los asuntos personales y familiares en intimidad absoluta para así poder llevar una vida normal, paralela a nuestra profesión y a la exposición mediática derivada de nuestra labor. Es esta parte pública de nuestra vida la que hoy nos obliga a compartir con todos ustedes esta gran pérdida para la familia. Les rogamos reciban esta noticia con respeto y cariño para poder así ser fieles a sus deseos y su comportamiento siempre respetuoso y lleno de cariño para quienes tanto la apoyaron a lo largo de su carrera”.

Christian nació en Buenos Aires a fines de la década del 50. Su madre era Adela Adamowa, primera bailarina del teatro Colón que había bailado en la Ópera de París. Debido a esa referencia materna y a que su abuela, oriunda de Rusia, también fue bailarina en el Bolshoi, Bach decidió estudiar danzas. Luego optó por seguir la carrera de derecho y ya graduada, en los 80, se mudó a México donde desarrolló su carrera como actriz.

En tierras mexicanas fue reconocida por sus actuaciones tanto en teatro como en telenovelas como De pura sangre, Bodas de odio y Bajo un mismo rostro. Junto con su esposo creó una productora de la cual surgieron exitosas ficciones como Cañaveral de pasiones (1996). Además fue la villana en La patrona, una exitosa telenovela que rompió récords de audiencia en los Estados Unidos.

Realizó su último trabajo en 2014, en La impostora, luego se mantuvo alejada del mundo de la actuación y de la vida pública debido a un problema de salud. “Christian fue una actriz y una madre ejemplar; una gran madre y una esposa que llenó la vida de su familia de amor, valentía, coraje y grandes deseos de vivir plenamente, de una manera congruente con sus ideas y sus anhelos. Hoy le decimos hasta pronto con un gran dolor en nuestros corazones”, detalla el comunicado de sus seres queridos.